No recuerdo la clave

HISTORIA DE UNYCK

El primero de enero de 2014 decidí tomar cartas en el asunto. Tenía 35 años y el Tiempo comenzó a tomar mayor prioridad. Llevaba desde los 18 años estudiando:

La carrera de Medicina en Venezuela.
La de Ciencias Biomédicas en Londres.
Las revalidas para ejercer en EEUU como MD.
La especialidad de Psiquiatría en Madrid.
La subespecialidad de Adolescentes en NY.
El Master de Psicoterapia Relacional y Sistémica en Madrid.
El Doctorado de Neurociencia en la UCM.

Trece años de estudios sumergida en el mundo académico, hospitalario, de congresos nacionales e internacionales, todo cada vez con más entusiasmo, hasta que finalmente comencé a ejercer hace un año, como Médico-Psiquiatra en Hospital de Día de Adolescentes y de forma privada por las tardes con adultos jóvenes.

Esto, por un lado consolidó y validó toda mi formación, viendo el resultado de mi esfuerzo y constancia en los estudios en las altas de mis pacientes.

Sin embargo, a pesar de la gran satisfacción que me produce la clínica, me dí cuenta que mantenía la necesidad de seguir expandiéndome en nuevos mundos y no quedarme exclusivamente en un despacho, al cual adoro.

Es por eso, que mi jefa, Almudena Buendía, reconociendo esa inquietud innata en mi persona, me apoyó a que combinara la Clínica con mi curiosidad por los enlaces y sinergias con otros mundos profesionales. Así pues, pasé de trabajar todos los días en el Hospital, a trabajar de lunes a jueves de 9am a 6pm y dedicarme, a partir de la 6pm y los viernes a mis otros proyectos.

Y uno de ellos es Unyck.

Desde pequeña, me han fascinado las diferencias en cada persona, y me fijaba en el potencial de cada quien con sus particularidades. Es por esto, que he conservado distintos grupos de amigos en los diferentes colegios y universidades a las que he ido. Desde los más conservadores hasta los más liberales. Eso se ha mantenido hasta entonces, y una de las mayores riquezas para mí, es haber tenido la oportunidad de conocer tantas nacionalidades diferentes, culturas y religiones.

Con el problema del tiempo, veía que esta fuente de inspiración y libertad, se iba restringiendo cada vez más. Las redes sociales ayudan a mantener estas áreas, pero en mi caso funcionaban únicamente con mis amigos ya hechos… con personas nuevas me daba verguenza o me no me generaban confianza.. aunado al tema de inseguridad de internet por los perfiles falsos.

Así surgió la idea el primero de enero. Toda una noche sin poder dormir, con miles de ideas fluyendo en la cabeza para poder solucionar este progresivo aislamiento, mantener el crecimiento y movimiento intelectual a pesar de que ya estemos consolidados en nuestras profesiones, y siempre impregnado de la Sal de la Vida: pasarlo muy bien aunque estemos de trabajo.

¿Cómo se podía volver al cara a cara en un mundo tan rápido y con tanta tecnología? ¿Cómo se podía fomentar conocer gente de otros mundos profesionales y nacionalidades optimizando el tiempo de todos? ¿Cómo podemos compartir con nuevas amistades e incluso conocer a esa persona "especial" que todos estamos buscando? Tanto networking, como amistad y amor necesitan del contacto personal para poder generar el sentimiento de confianza e inspiración.

Y así surgió Unyck. Esa noche visualicé a cada uno de mis amigos llevando a cabo distintas responsabilidades de este proyecto, según la personalidad de cada quien. Y lo mejor de todo… fue que cuando me reuní con cada uno para contarles la idea, no hubo quien no se entusiasmara por el proyecto y sacara tiempo de sus horas libres para poder hacerlo realidad.

Y todo esto sin cobrar nada. Hemos comenzado con lo básico para poder crear una SL, que son 3.000 euros. Luego hemos buscado colaboradores comprometidos que han creido en la idea y nos han dejado los precios al costo. El primer evento se financiará con las invitaciones y si logramos tener beneficios, serán destinados a la Fundación Pies Descalzos, con quienes quisieramos crear un compromiso sólido y a largo plazo.

Uno de los aspectos principales de todas las personas que conformamos Unyck, es que queremos poner nuestro granito de arena en este mundo que a veces llega a ser muy hostil.. así que por ello, aparte de buscar personas curiosas, con inquietudes, exitosas profesionalmente, priorizamos el sentimiento de compromiso social.

Con respecto al financiamiento a largo plazo, estamos buscando patrocinio para mantener el proyecto vivo y que los costos para los socios sean cada vez menores. También estamos evaluando trabajar con aceleradoras de StartUps, las cuales han recibido con entusiasmo nuestra idea. Y sí logramos posicionarnos en el Mercado, ingresos mediante publicidad exclusiva.

Así que eso es Unyck! Para gente como tú, para gente como yo, que no nos queremos quedar estancados, sino seguir creciendo a lo largo de las distintas decadas…

¡Los esperamos!

Helen